Prefacio

“La Voz de los sin Voz” aspira a ser un camino hacia ese viejo anhelo de los pueblos americanos: percibir en hechos concretos que las culturas amasadas durante siglos por sus antepasados, reciben al fin el reconocimiento en la persona de sus representantes actuales más humildes y talentosos.

 

“La Voz de los sin Voz” quiere inundar hasta los lugares más relegados de nuestra región con cantos, músicas y danzas que transmitan una onda creíble de esperanza. Esperanza de tener un lugar en el mundo, desde donde emerger con sus más bellos cantos, porque la música puede limpiar las herrumbres de esa injusticia demasiado larga en sus historias.

 

Soy consciente del enorme desafío que hoy tenemos, para lograr que la Diversidad Cultural se abra paso con lo más genuino de cada cultura. Quienes han desviado la expresión artística hacia subculturas mercantiles, han avasallado prácticamente los espacios con hojarascas vacías de contenido. ¡Tan lejos de los tesoros que anidan en las expresiones poéticas, cinematográficas, musicales, plásticas...que surgen de una historia, de raíces o de talentos!

 

Abrigo la esperanza de contar con cada uno de ustedes para darle forma a esta honda aspiración por un mundo donde llegue esa voz que aún no nos alcanza.

 

Les dejo en este mensaje, mi fraternidad.

 

 
Miguel Ángel Estrella
 
Miguel Ángel Estrella
Músico
Embajador Argentino ante la UNESCO